Víctor Fernández Clarés
27 de enero del 2013

“No es algo tan extraño dibujar el pensamiento”

Decía Antonio Machado que, en España, de cada diez cabezas, nueve envisten y una piensa. Hoy, en medio de una prensa y de un mundo adormecido, se sienta delante nuestro una de estas deliciosas excepciones. “Cuando me preguntan qué soy… no se me ocurriría decir infografista. La palabra artista siempre me ha producido pudor. No me lo termino de creer. No lo se, la definición no es tan importante”.
Por la cabeza de Jaime Serra rondan más preguntas que respuestas. Es uno de estos comunicadores que piensa antes de hacer y que, a su vez, con lo que hace, también hace pensar. Desde hace dos años publica todos los domingos en La Vanguardia una columna de opinión muy particular. Con artículos más cercanos a las propuestas artísticas que al arte tradicional, Jaime Serra demuestra cada semana que una nueva forma de hacer opinión es posible.
Hoy os presentamos al que es considerado un autentico gurú del periodismo visual, el infografista más influyente del mundo en los últimos veinte años.

“Yo quería ser artista, más que dedicarme al arte, que es algo diferente. Artista sin obra, eso habría estado bien. Me gustan mucho esos personajes como Pepín Bello, que es un tío que no ha escrito nada, o si lo ha hecho son cosas menores. Y, sin embargo, la generación del 27 lo considera el verdadero genio” Así empieza la grabación de esta entrevista. Con Jaime es fácil saltarse el guión por que es un autentico agitador de debates. Aún y así, queremos saber como empezó todo. “Desde niño el interés principal era el dibujo que, de adolescente, se traslada al cómic. Además era una época… El Víbora, El Cairo, ‘la movida madrileña’… Habían muchas propuestas muy modernas. Yo siempre he sido un moderno.” Trabajaba como ilustrador y uno de sus clientes era El Periódico de Catalunya. Un día, el Director de Arte del diario le preguntó si conocía algún infografista. “¿Un que?”, respondió Jaime. “Tenían un MacPlus. Era un cacharro con una pantalla de dieciséis pulgadas, pero yo tenía metido en la cabeza el aprender a usar el ordenador para ilustrar, tenía ganas de aprender, así que le dije que yo era la persona que buscaba y como no habían muchas opciones…” A pesar de que su idea era estar solo unos meses para aprender, finalmente se quedo más de lo previsto y se enamoró de la profesión: “El Periódico era un lugar muy bueno para estar en aquel momento, tanto en relación a España como internacionalmente.”

¿Los cambios tecnológicos fueron importantes para la infografía?. “No necesitas tecnología para hacer infografía, pero para hacerla de un día para el otro si. Había un ordenador pero también hacíamos cosas a mano. La tecnología no solo fue necesaria por una cuestión de velocidad en la producción, si no también en relación con la calidad. Te permitía producir y editar muy rápidamente, cambiarlo con mucha velocidad. Pero lo principal de la tecnología fue que permitió la masificación de su uso.”

Una de las infografías más conocidas de Jaime es La ballena franca, que se publicó en el diario Clarín. Esta imagen se ha reproducido tantas veces que, algunos compañeros hacen broma al respecto y hablan de ‘Jaime Franca y la Ballena Serra’. Jaime, al llegar a Argentina se encontró con un diario muy anticuado: “Estaban diez años atrás. No es que no existiese la infografía, por que si se hacían gráficos sencillos, mapas, graficas y demás, pero como profesión no tenía nombre. Como infografía moderna no existía. Al principio esa situación la viví como algo negativo, como un problema, por el hecho de tener que enseñar constantemente que era la infografía. Pero un día pensé que  eso mismo tenía un aspecto muy positivo. Si no existían parámetros tampoco prejuicios respecto a como debía ser. Podía reinventarme. Y eso me permitió investigar y marcar diferencias respecto a lo que se estaba haciendo en otros sitios.” Y dice que fue así como empezó a construir su estilo personal:”El caso de La ballena franca y de otros gráficos de estilo similar pertenecen a la búsqueda de un estilo personal. A mi, desde pequeño, el arte quizás sea una palabra demasiado grande, digamos la expresividad, la creatividad, siempre ha sido lo que me ha interesado. Supe encontrar la manera de volcar, en un trabajo científico, con muchos parámetros, muchas de mis inquietudes plásticas, no diría artísticas. Y al parecer ese gráfico de ‘La ballena franca’ se ha convertido en un icono de esa forma de hacer infografia.

Jaime ¿cómo se dibuja el pensamiento? “No es una cosa tan extraña dibujar el pensamiento. De hecho, es una cosa bastante habitual. No lo había pensado antes, pero quizás estamos perdiendo esta facultad, como estamos perdiendo el instinto. Hay profesiones donde es habitual pensar dibujando, por ejemplo los médicos. Todo lo relacionado con las ciencias… Hay muchas citas al respecto, de Einstein, Newton si buscas un poco, los científicos, especialmente, piensan en dibujos. Me gusta mucho aquella frase de Einstein que viene a decir: “si lo entiendo lo puedo dibujar”. Es un modo de concretar el pensamiento. Yo no se si con la lectoescritura hemos perdido parte de esta capacidad. La lectoescritura es un lenguajes mucho más limitado que el dibujo”. De hecho, los niños pequeños parece que entiendan muchos mejor los dibujos que no… “yo creo que los grandes también entienden más la imagen, en el sentido más profundo que tiene la palabra entender. Me ocurre muchas veces. Con las columnas tengo la intención de presentar las cosas de otro modo al habitual. Si abordas su lectura en el mismo sentido que haces con una noticia no entenderás nada. Y, en general, con las artes plásticas ocurre lo mismo: te encuentras delante de algunas obras que, sin más las entiendes.”

Hablamos de las columnas. Jaime Serra, con gráficos, dibujos o fotografías, ha conseguido abordar temas tan diversos como la polémica de la consulta sobre la Avenida Diagonal, la definición de la personalidad o la mutilación genital femenina. Más allá de dejar patente su punto de vista, Jaime se limita a presentar unos hechos mediante recursos visuales para interrogar al lector, que es quien finalmente se forma su propia opinión. “En general las columnas son bastante… Lo difícil es encontrar una idea, pero después trabajo muy rápido. Supongo que tiene que ver con un trabajo previo, de años de profesión, de recursos… En el caso de la Diagonal, quise representar cuanto ocuparía el dinero que nos costaba aquella consulta de manera visual, con el espacio que ocuparían los billetes sobre la calle. Muchas veces todo depende del background y solo algunas se te ocurre alguna cosa original, o diferente. La columna de la mutilación genital, quizás temáticamente no me gusta tanto, pero el hecho de proponerle al lector que dibuje, que coloree… el dibujo esta, pero no es visible. De una manera más realista no habríamos podido publicarlo. Alguna vez me han preguntado cual es el proceso de creación de estas columnas. No hay un proceso. Esto es lo que me lo pone más difícil. Lo imprescindible es tener una idea, que, quizás no será fácil de entender, pero te hará detenerte, mirarlo y pensar.”

El ejemplo de la mutilación genital femenina es uno de los más impactantes. La columna se titula Pinta y colorea, en ella se muestran los principales tipos de mutilación genital que se practican en el mundo. “Esta presentado como un juego infantil, escolar, y eso le da mayor dramatismo al contenido. También me gusta que es claramente una infografia, formalmente. Es muy difícil opinar con infografia. Esta columna no te dice si está bien o mal. Las opiniones que se publican no acostumbran a ser así. Quien la hace te dice que, según el, es o no un desastre. Yo evidentemente opino que la mutilación genital es un desastre, pero mediante esta propuesta, que procura acentuar todavía más el drama, la gente entiende mi opinión si necesidad de posicionarme de forma literal. Pensé que algunas feministas se molestarían por representarlo de un modo aparentemente lúdico. Afortunadamente hay una madurez que hizo que nadie se molestase, pero si era consciente que no hay una posición claramente definida por mi parte. Y, en general, en estas columnas existe esta voluntad. Procuran que el lector saque sus propias conclusiones, que es lo más interesante. Es interesante hacer una buena pregunta, más que dar una buena respuesta.”

¿Se puede hablar u opinar de todo mediante la infografia? “Yo pensaba que no y ahora estoy empezando a cambiar de opinión. No hay antecedentes. Se hacen análisis con infografia. Pero opinión es otra cosa y en ese sentido no hay antecedentes, por eso también es más difícil. Opinar implica, en primer lugar, tener una opinión y después disponer de los mecanismos profesionales para desarrollarla. Con el texto ocurre lo mismo. No se que pensareis vosotros, pero yo estoy algo cansado de leer opiniones trilladas, repetidas, por más bien escritas que estén. No me parece interesante. Me interesan las opiniones diferentes, otros puntos de vista. Algo que no había pensado, con lo que puedes estar de acuerdo o no, pero que te hará pensar, reflexionar y enriquecer tu propia opinión. Me parece que eso es lo interesante, en este sentido no hay muchos casos con una opinión diferente, sorprendente, o con algún matiz.

Cuando le preguntamos a Jaime que ha aprendido haciendo estas columnas, responde que se lo tendría que pensar bien, pero que principalmente le ha roto muchos esquemas sobre la infografia. “Que, en general, se pueden tratar muchos temas infográficamente y, además, sin ser concretos, dejando que el lector tenga la última interpretación. Esto es algo que no sabía.” ¿El hecho que sea una columna, con un formato fijo, es un inconveniente o agudiza el ingenio?. “Termina por agudizar el ingenio, pero debes tener la voluntad de romper los límites. La libertad debe ser una conquista, no es algo que cae del cielo, En este sentido, la columna de los domingos esta más acotada. Posiblemente el único limite que tengo sea ese: el formato.”

Las columnas de Jaime son mas próximas al arte que no al discurso periodístico formal. De hecho, algunas de estas columnas son la consecuencia de alguna de sus obras más personales, que incluye en el apartado Infografía Subjetiva de su página web. Un par de ejemplo son ‘A un ex amigo’ o ‘Dorme bem, perdiçao…’; una relación de pareja explicada a través de decenas de capturas de mensajes SMS. Algunas de estas obras, por cierto, se expondrán durante el mes de marzo en el Arts Santa Mònica. “Tengo esta columna de opinión como una propuesta más artística… con ella estoy haciendo un camino del periodismo a las artes más puras y la utilizo como un bloc de apuntes. En un momento dado me parece muy interesante utilizar los medios de masas, como La Vanguardia, para transmitir propuestas que, en realidad, están a medio paso de lo artístico, o a veces son propuestas puramente artísticas. En cambio en una galería ¿cuánta gente va a verla?” De hecho, posiblemente hoy en día el arte atrapa más que el periodismo”. “Pero no solo se trata de atrapar o sorprender, debe haber una propuesta estética, pero también ética. En los últimos años he estado más ocupado en el aspecto intelectual que en la estética. Ahora estoy mucho más pendiente de encontrar una propuesta más subjetiva, mas personal, mas profunda, incluso mas emocional y no me ha dado tiempo de ocuparme de la estética, que no es menos importante.”

Es difícil resumir el trabajo de tantos años de este artista-comunicador-periodista-infografista, llamémosle como queramos. Os invitamos a dar un paseo por su caótica pero interesantísima web, por que no os dejará indiferentes. “El ideal es Michael Jackson. ¿Alguien duda del talento que tenía este tío? Un tipo con un talento de puta madre que además es capaz de hacerlo llegar a todo el planeta. Acojonante. ¿Por qué ser ‘alternativo’? No entiendo la actitud de hacer las cosas herméticas. A mi no me sale otra cosa, pero me gustaría ser mas popular, llegar a mas gente.”

¿Qué es el arte para Jaime Serra?
“Creo que es profundidad. El arte esta en la profundidad, no lo encontraras en la superficie. Se necesita profundidad intelectual y emocional para generar arte. Creo que el error que cometemos es que para disfrutar del arte pensamos que también debemos estar en un momento de profundidad. Pero, evidentemente, si no buscas dentro de ti y de una modo profundo, es difícil crear. Es una profundidad que se explica teniendo en cuenta la estética. El arte es la profundidad explicada de un modo ligero.”

¿Qué recomendaciones puedes hacernos?
“La gran recomendación que puedo hacer consiste en viajar”. “Gordon Matta-Clark tiene una obra absolutamente maravillosa. Tengo en casa dos veces el mismo libro de el.