Catalunya en la pared
El año 2006 Pep Puig, director de la productora Bitemberg, me encargo "una memória anual en poster" para la Generalitat de Catalunya. Se trataba de hacer un cartel tamaño DinA1 que recogiera el máximo número posible de datos estadísticos sobre Catalunya. Un banco de datos que "alguien pudiera entretenerse mirándolo en, por ejemplo, la sala de espera del dentista".
El contenido era 'pesado': cuantos ciudadanos tiene Catalunya, que porcentaje de tierra cultivable, cual es el volumén de exportaciones, etc. Para hacerlo más amable -dentro de lo posible- sugerí llevarlo todo a la primera persona. Gráficamente cubrir el póster con una trama de 'ciudadanos' mediante un icono que representa la fígúra humana, estos ciudadanos dibujarían el mapa de Catalunya con un leve aumento del tono del color. A su vez representarían la información 'encendiéndose' en una tonalidad de rojo. Cada icono equivale a un valor, pero este varía dependiendo de la gráfica. Es decir, en un gráfico un icono pueden representar el 10%, en otro 1 millón o 10.000.
Como forma de entrar a leer se me ocurrió llamar la atención del lector con el único elemento grande posible: el título. El convencional 'Usted esta aquí' cumplía perfectamente esta misión, luego una flecha le sugería su lugar dentro de la gráfica 'cuantos ciudadanos somos'. A partir de este primer gráfico una serie de finas flechas proponían al lector cómo desplazarse por un, aparente, caos ordenado entre las temáticas que previamente habíamos aglutinado en cuatro grupos: población, economía, sociedad y territorio


 

El trabajo lo hice con un MacBook Pro de 12 pulgadas (!), entre los aeropuertos de Barcelona, Milán, Roma y Nápoles, ya que por aquella época asesoraba a Corriere della Sera, Gazzetta dello Sport y Il Sole 24 ore
Comparación de la pantalla de un MacBook 12" y el cartel


A pesar del las horas -¡sin fumar!- moviendo el poster por la pantalla lo pasé bien y me gustó el resultado y, aunque no pude volver a colaborar con Pep la relación se mantiene a día de hoy.
La edición, como todo lo que se hace en este país bilingüe -Catalunya-, tenía que ser trilingüe: catalán, castellano e inglés. Visualización y descarga en pdf. Catalán, castellano, inglés.
Este trabajo recibio una mención en los Premios FAD 2007 y aparece en la página 149 del catálogo.